En medio de la pandemia nuestras tradiciones están más vivas que nunca, muestra de ello fue la colocación del altar del tradicional ‘‘Día de Muertos’’ a todas las personas que han fallecido por el coronavirus en nuestro municipio y en el mundo.

La conmemoración del Día de Muertos este año cobra relevancia por la pandemia del Covid-19 que ha quitado miles de vidas en todo el mundo. La enfermedad no ha distinguido edad, sexo, condición económica o labor desempeñada. 

Por ello, el Gobierno Municipal en coordinación con el Centro Cultural ‘‘Julio Barbosa Castañeda’’ el Instituto de la Juventud Tamazulense y Museo Hermanos Záizar, colocaron en patio de presidencia un altar monumental en memoria de los fallecidos por esta pandemia, con el reconocimiento especial al personal de salud que perdió la vida cuidando a los ciudadanos.

Elementos básicos de las ofrendas que los mexicanos rendimos en honor a nuestros muertos, están presentes en el altar con el color del cempasúchil; papel picado alimentos, pan de muerto, veladoras; calaveritas de azúcar, incienso, copal y sahumerio, vasos con agua y sal, forman parte de esta colorida ofrenda, que estará expuesta hasta el próximo viernes 06 de noviembre.

El Día de Muertos es considerado la tradición más representativa de la cultura mexicana. La celebración se lleva a cabo durante dos días: el 1 de noviembre es dedicado al alma de los niños y el 2 de noviembre a la de los adultos.

El origen del Día de Muertos tiene antecedentes relacionados con el mestizaje. Comprende rasgos culturales indígenas y españoles que al mezclarse dieron lugar a todos los ritos y ceremonias que se realizan alrededor de la festividad.