Delegado: Manuel Díaz Torres

 

Colindando con las poblaciones de La Garita, Valle de Juárez, Santa María del Oro y Santa Rosa, se encuentra la población de San Juan de la Montaña actualmente integrada por las comunidades del Tulillo, El Agostadero, Los Otates, La Ortiga, Nogales del Añil, El Limón, La Troja, El Huizache, Los Amoles, El Brinco y San Fernando.

    Este pueblo está enclavado en la sierra de San Francisco a 45 minutos de Tamazula, goza de un clima templado durante todo el año.

    Esta comunidad antiguamente conocida como San Juan de los Cerros, fue capellanía perteneciente a la parroquia de Tamazula hasta el 14 de mayo de 1920 en que el Sr. Arzobispo de Guadalajara D. Francisco Orozco y Jiménez, la erigió como vicaria fija separándola de Tamazula, su primer sacerdote fue el Pbro. Modesto Chávez Pulido y diez años más tarde el 6 de Octubre de 1930, se erigió como parroquia fija quedando como su primer párroco el mismo Pbro. Chávez Pulido.

    La construcción de su templo parroquial actual, inicio el 31 de mayo de 1952 con la colocación de la primera piedra y el 8 de enero de 1959, tuvo lugar la solemne bendición por el Obispo Coadjutor de Guadalajara D. Francisco Javier Nuño.

    Su gente es sencilla, alegre y trabajadora, sin embargo por la falta de oportunidades y condiciones dignas para vivir, se ven obligados a emigrar de manera masiva a los Estados Unidos, por esta razón se ha llegado a comentar que San Juan es un pueblo fantasma.

   El nombre original de esta población, le fue cambiado el 12 de noviembre de 1934 por acuerdo de cabildo tamazulense al igual que en varias localidades presidido por el Presidente  Federico Torres Torres, y se suprimió el nombre de San Juan por el de Nigromante y a partir del año de 1946, esta localidad alcanzo el rango de delegación municipal, estaba de Presidente el Sr. Felipe Álvarez Horta, siendo Gobernador el C. Marcelino García Barragán, su primer delegado en ese año el Sr. Ramón Contreras Ochoa, encargado también del registro civil de este lugar.

    Las festividades anuales tienen lugar en el mes de junio que concluyen el día 24, así como también la gran romería del 8 al 20 de noviembre en que la Virgen del Sagrario de Tamazula recorre veredas y caminos visitando hogares y capillas de cada comunidad que pertenecen a esta delegación.

    Como atractivos principales se encuentra el salto de la nariz y también la barranca de la vinaza.